Vegeta: De Príncipe Saiyan sanguinario a Guerrero Z de buen corazón

El Príncipe Saiyan Vegeta es uno de los personajes que más cambios ha sufrido en Dragon Ball, por no mencionar las veces que ha quedado “picado” o ha sido salvado por Gokú. Actualmente, se encarga de salvaguardar la Tierra y la humanidad de cualquier amenaza, junto a los Guerreros Z.

Sin embargo, antes de convertirse en un hombre de buen corazón, casarse con Bulma y tener dos hijos, la misión de Vegeta era acabar con los seres vivos de la Tierra y colonizarla.

¿Qué crees que haya hecho cambiar de parecer a este Saiyan orgulloso? Conoce un poco sobre este peculiar personaje, que ha aparecido en todas las sagas de Dragon Ball hasta los momentos.

Historia del Gran Vegeta

Dragon Ball, el Principe Saiyan Vegeta
Historia del Príncipe Saiyan

Este personaje se convierte en el Príncipe Saiyan Vegeta, debido a que su padre era Rey del Planeta Vegeta, conocido como el Rey Vegeta. Desde muy pequeño, formó parte de los secuaces de Freezer, convirtiéndose en un hombre sanguinario, que no lo pensaba dos veces para acabar con una civilización completa.

Sin embargo, se sabe que nunca le fue totalmente leal a Freezer y que tampoco apoyaba a su padre totalmente, se podría decir que Vegeta estaba motivado por sus propios deseos de poder. Luego de la erradicación de su raza, fue uno de los pocos sobrevivientes de la raza Saiyan.

Cabe mencionar que este príncipe planeo el asesinato de Freezer en muchas ocasiones, aunque nunca las llevo a cabo. Además de esto, se llamaba así mismo como el guerrero mas fuerte, aun sabiendo que el emperador lo superaba grandemente.

El viaje que realizan Raditz, Nappa y Vegeta a la Tierra es por dos razones: Para confirmar la colonización por parte de Gokú y reclutarlo para colonizar otro planeta. Sin embargo, sus planes son frustrados por el mismo héroe, quien se niega a realizar tales acciones. De hecho, de este viaje tan solo sobrevive Vegeta, gracias a su compasión y deseo de volver a luchar juntos.

A partir de este momento, comienzan los cambios en el Príncipe Saiyan Vegeta, quien se libera del yugo de Freezer y comienza a convivir con los humanos y Gokú en la Tierra; comprendiendo con el tiempo, que realmente tiene sentimientos similares a los humanos.

Es aquí donde aprende también el uso del KI para volar o detectar enemigos, así como varias técnicas y la transformación a Super Saiyajin. Así mismo, se enamora de Bulma, con quien tiene dos hijos (Trunks y Bula) e incluso, se sacrifica para acabar con Majin Boo y salvar así a la Tierra.

Transformaciones más espectaculares de Vegeta

Dragon Ball, el Principe Saiyan Vegeta
Vegeta y sus transformaciones

Muchos fans creen que la transformación a Super Saiyajin 4 vista en GT y, posteriormente, en Heroes es la mejor representación del Príncipe Saiyan Vegeta. No obstante, la transformación a Super Saiyajin Blue es una de las más poderosas que este personaje ha experimentado.

De hecho, esta transformación perfeccionada es la que lo ayuda a vencer finalmente a Toppo, sacándolo de la arena de combate. Lo malo es que, al utilizar esta transformación, Vegeta gasta toda energía y queda sin fuerzas, permitiéndole a Jiren sacarlo de la arena.

Pero eso no es todo para Vegeta, mucho se ha hablado sobre una posible dominación del Ultra Instinto por parte del príncipe; debido a esto, se han filtrado algunas imágenes donde este aparece con su cabello y ojos con el brillo plateado característico.

Es posible que, en los próximos capítulos de Hereos o en la continuación de Dragon Ball Super, podamos apreciar un nuevo poder desbloqueado por el príncipe de los Saiyan.

Personalidad del joven príncipe

Dragon Ball, el Principe Saiyan Vegeta
Vegeta, un Saiyan arrogante

En cuanto a la personalidad del Príncipe Saiyan Vegeta, al comienzo se muestra como alguien frio y egoísta, motivado por su propia sed de venganza. Normalmente, su orgullo puede mas que su raciocinio, dificultando muchas veces sus batallas.

Una de las cosas que destaca la evolución de Vegeta, es su extraña amistad con Gokú: Comenzando con un desprecio irracional hacia su personalidad bondadosa, hasta pasar por el respeto; además, saber que Gokú siempre lo supera, ha sido una excelente motivación para superarse así mismo, con el objetivo de derrotarlo en batalla en un futuro.

Así mismo, Vegeta ha aprendido a trabajar en equipo junto a los demás Guerreros Z, algo que se ha evidenciado en Dragon Ball Super cuando no dudo ni un segundo en utilizar su máximo poder.

Actualmente, personajes como Gohan o Krilin lo admiran bastante, no solo por sus notables cambios y la tranquilidad que ha adoptado sobre su propia raza Saiyan; también por las veces que se ha sacrificado para proteger y preservar la vida en la Tierra, incluso cuando ha sido parasitado o controlado por los enemigos.

Vegeta como padre de Trunks y Bula

Dragon Ball, el Principe Saiyan Vegeta
Vegeta y su familia

Durante los primeros años de Trunks, Vegeta lo consideraba como el hijo de Bulma y no soportaba tenerlo mucho tiempo cerca; sin embargo, cambió de parecer al convivir con Trunks del Futuro, finalmente apreciándolo y ayudando a su pequeño hijo a entrenar.

Mas adelante, el Príncipe Saiyan Vegeta se muestra emocionado por el nacimiento de Bula, incluso se niega a dejar a su familia para ir a entrenar hasta que su bebe nazca. Una vez tiene a Bula en sus brazos, su actitud fría cambia por completo y se vuelve protector hacia su pequeña hija, demostrando un lado totalmente diferente al Vegeta del inicio de Dragon Ball.

En las últimas sagas, donde se ha podido ver a un Vegeta mucho más tranquilo y protector, este ha demostrado que es posible cambiar y convertirse en una persona noble; dejando atrás sus actos anteriores y siendo capaz de perdonarse a sí mismo.

Aun queda mucho por ver sobre el Príncipe Saiyan Vegeta en un futuro y, aunque ha muerto varias veces en la saga, es uno de esos personajes de los cuales Gokú y los fans se niegan a despedirse.

Como curiosidad final, la pronunciación real de su nombre era “Bejita”, pero gracias a una equivocación en la traducción, todavía hoy le decimos Vegeta, tal y como se escribe su nombre. ¿Qué tal?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con el envío del formulario aceptas la política de privacidad